Líneas de tendencias

El término “tendencia” describe la dirección actual de un instrumento financiero o el panorama de un inversor con respecto a la dirección de un instrumento financiero. Una línea de tendencia puede trazarse en un gráfico entre dos o más puntos de cambio/ oscilaciones de precios. Las líneas de tendencia se utilizan comúnmente para valorar los puntos de entrada y salida a la hora de operar.

Hay 5 tipos de tendencias:

Optimista /Alcista

Una tendencia alcista es el término dado a un panorama optimista cuando hay una creencia en la que un instrumento en particular está subiendo (oportunidad de compra).

Pesimista/Bajista

Una tendencia bajistas es el término dado a un panorama pesimista cuando hay una creencia en la que un instrumento en particular está cayendo (oportunidad de venta).

Línea dura

Una tendencia dura es el término dado a un aumento favorecido de los tipos de interés (oportunidad de compra)

Línea blanda

Una tendencia blanda es el término dado a un descenso favorecido de los tipos de interés (oportunidad de venta)

Oscilación/Plana

Cuando el mercado oscila o no registra cambios, esto sugiere que el precio del instrumento no sube ni baja. Este tipo de tendencia generalmente indica un cambio en la dirección general de la tendencia.